Pensamientos

Nuchatlitz BC 2014 Bob

A essa etapa de nuestro viaje, pensiamos en hacer el balance sobre lo que estiamos haciendo.

Marchamonos, no para hacer turismo, para “ver” o “hacer” lo que se debe hacer en absoluto. No, marchamonos pues es lo que hemos hecho desde siempre, sin duda porque no sabemos hacer otra cosa. Nuestra vida es una vida de nomades, por esta razon no tenemos casa, no tenemos ningun lienzo terrestre excepto nuestro barco. Teniamos desde siempre ganas de viajar, lo que hemos hecho durante nuestro oficio, lo que ahora seguimos haciendo. Cuando llegamos en algun sitio, como cuando navegiamos en los barcos de comercio, la gente nos ve primero como marineros, no como turistas, mismo si estamos ricos gringos a los ojos de quien nos acogen. De ningun manera se trata de una carrera sin fin o de una cualquiera bulimia. Nos gusta tomar el tiempo y viajar es para nosotros descubrir, un pais, gente, es vivir su vida, aprender su idioma cuando tenemos el tiempo. Asi son pedazos de existancia juntos, donde a veces estamos espectatores, a veces actores. Hemos dejado muchas cosas de este mundo moderno, como la TV, los carros, el consumo desenfrenado, pero quedamos con internet, la posibilidad de informarnos y comunicar con los que queremos y quien nos faltan, familia y amigos.
En tanto que podramos, en tanto que quedaremos con fuerzas y salud, navegueramos, no pensamos pararnos un dia, hay siempre un lugar donde tenemos ganas de fundear un ratito. No iramos en todos los lugares donde queriamos ir, hara siempre paises donde el mal tiempo, las reglamentos, las piratas lo impedira, pero el mundo es suffisamente grande para satisfecer nuestras ganas de vagabundar.

Nos podemos contar vos todo, escondimos nuestras pequeñas o grandes miserias, pero guardamos el lienzo con vosotros, para nosotros es tan importante que nuestra necesidad de viajar.
Viajemos tambien para los que no pueden hacerlo o no pueden mas. Los que han desaparecido son juntos a nosotros, estan en nuestros pensamientos. Nuestros libros, pedazos de humanidad, viajan con nosotros, a menudo su autor nos ha precedido.
Y hay “Skøiern”, nuestro barco, quien es un maravilloso passaporte y nos permite de hacer el primero contacto. Pues el es lindo, por supuesto, pero tambien porque su silueta, sus lineas no dejan nadie indiferente.                                                                                                                              El mar es nuestro dominio pero no nos descansamos en descubrir el espectaculo de la naturaleza, de estar juntos a los animales, las tierras, los arboles. Las noches de guardia son llenas de estrellas, de ruidos y voces estraños, de soplos misteriosos, de luces fugaz, las noches al ancla con gritos de aves, sapos, ranas o grillos…
Este mundo es inmenso, lo contemplamos, pero tambien estamos testigos de la locura de los hombres quienes parecen  querer  destruirlo. Queriamos tanto compartir nuestras ideas, nos pensamientos, succedir en monstrar que es posible vivir sin saquear todo, que es urgente de proteger lo que podemos ahorrar, de detener essa estupida y esterila fuga delantera quien podria nos hacer desaparecer todos.                                                                                                            No somos dueños de esa tierra, solamente estamos los inquilinos y no pagamos el alquiler. El culto del dinero, del consumo, del rendimiento viven solamente de la destruccion de nos recursos naturales, del saqueo de la naturaleza. Ahora es tiempo para nosotros de clamar le si queremos dejar a nos hijos y nietos otras cosas que ruinas.
La tierra es unica, no tenemos otra.

 

This post is also available in: Inglés, Francés